Mantener instalaciones libres de plagas es el principal objetivo que tenemos en Fumi-Control; por eso te compartimos algunas medidas que puedes implementar en tu hogar para evitar que los roedores se conviertan en una molesta plaga.  

Comencemos por señalar que las ratas y ratones suelen ser portadores de parásitos y enfermedades a través de ectoparásitos como pulgas, garrapatas, piojos y ácaros.  El origen de algunos de los padecimientos que provocan las ratas se aloja en su sangre, tejidos, saliva y secreciones por lo que son eliminados a través de la orina y las heces que esparcen por donde pasan, poniendo en riesgo la salud de los humanos.

Las principales enfermedades ocasionadas por los roedores son: leptospirosis, toxoplasmosis, hantavirus, tularemia, salmonelosis, peste negra, fiebre por mordedura de ratas y tifus, entre otras.

La manera más efectiva de evitar a los roedores es mantener las instalaciones perfectamente limpias, no dejar que la basura se acumule, sellar los agujeros en nuestras puertas, ventanas y elevadores, así como reparar los daños en tuberías de drenaje.

Ante la primera sospecha de la presencia de roedores en tu hogar, lo mejor es no poner en riesgo tu salud y llamar a los expertos en control de plagas de Fumi-Control. Comunícate y con gusto te daremos la información que necesitas.